was successfully added to your cart.

Dios NO nos llamó a crear una “sub-cultura” del “Arte Cristiano” sino a transformar la sociedad por medio de su verdad en nuestro arte.

Lamentablemente en lugar de entender nuestra asignación transformadora en la sociedad, hemos preferido limitar las artes en la Iglesia a ciertos estilos musicales, formas de movimiento y expresiones. En el ámbito musical se le denomina como música sacra vs. música secular. Solo algunos cristianos (altamente criticados) se han atrevido a cruzar la linea para llevar su música a emisoras seculares. Claro, como hijos de Dios nuestro arte esta circunscrito a los valores que nos definen como creyentes. Eso no quiere decir que toda la música que un cristiano produzca tiene que ser acerca de una historia de la Biblia. De hecho, hay canciones cargadas de mensajes transformadores que van en acuerdo con los principios de la Palabra de Dios pero no necesariamente tienen la etiqueta de “sacro”.

Lo antes expuesto también aplica a las obras de teatro, comedias, obras literarias etc. Como podemos transformar la cultura y las artes cuando hacemos una distinción tan marcada (sacro vs. secular) que no invita a una persona no-creyente a disfrutar de nuestra creatividad, y sobre todo de nuestros valores y principios reflejados en el arte. Se que esto puede parecer una linea muy fina para algunos pero creo que con la dirección del Espiritu Santo podemos ser mas astutos y sagaces que los hijos de las tinieblas. De hecho, Dios ha asignado artistas profesionales para estar en posiciones de influencia en estudios de grabación, renombradas compañías de baile y teatro musical, producciones de eventos etc. para desde ahi testificar su identidad en Cristo.

Específicamente dentro de lo que llamamos “ministerio de danza ó danza cristiana” hemos creado toda una “teología” e ideas que simplemente han fomentado una “sub-cultura”. Ciertas modas de ropa son llamadas “vestuarios de adorador”, implicando que cualquier otra moda que se sale de ese marco no es un vestuario apropiado para adorar a Dios. Ciertos instrumentos como las banderas y los panderos son aceptados mientras otros son fuertemente rechazados por la aparente ausencia de versos bíblicos que justifiquen su uso. Todavía estamos luchando con la idea que la danza judía folklórica es mas sagrada que el hip-hop ó baile urbano. Todos estos prejuicios religiosos muchas veces escudan la falta de madurez y entendimiento acerca de la frase bíblica “danzar delante del Señor”. Cuando David danzó delante del Señor lo hizo desde una atmósfera de libertad tal que rompió con los paradigmas de la época y la tradición religiosa. Danzó con todas sus fuerzas, violentamente y sin inhibiciones.

“La danza de David le llevó a perder su dignidad como rey ante algunos pero le posicionó para ganar el corazón del Rey de reyes.”

Creo que debemos liberar plenamente la creatividad que testifica de la belleza y la santidad de nuestro Dios. Abrazar nuestro llamado como artistas en el Reino implica entender que poseemos la unción de Dios para romper paradigmas y establecer nuevos estándares en las artes. Esos estándares re-definiran como el mundo ve y ejecuta las artes. Imaginate que el mundo vea las artes en la casa de Dios para ser inspirados por su excelencia e integridad. En lugar de nosotros estar imitando de forma mediocre lo que ellos han adquirido por medio del estudio y el entrenamiento, que seamos los hijos de Dios quienes elevemos el estándar de técnica y excelencia. ¿Como conquistaremos el ámbito de las artes y el entretenimiento? Cuando realmente la Iglesia entienda el Poder de las Artes.

Notas Finales

Quiero dejar claro que aunque creo firmemente que debemos ser relevantes a la cultura, nuestro arte esta comprometido con testificar de la Verdad. Los artistas somos profetas que transmitimos por medio de la creatividad la Voz de Dios para transformar el mundo. Simplemente quiero exponer que no debemos permitir que la religiosidad y la tradición encierren el arte en una “sub-cultura” sino que seamos libres en Cristo para transformar las artes y la cultura en pleno.

Sin duda el arte y la excelencia son herramientas efectivas para comunicar el Evangelio de Cristo a esta generación.

 por Edwin Santini, Ph.D.

Director General Imaginare! Arts

West Palm Beach, FL


 

edwin-2El Dr. Edwin Santini junto a su esposa Vilmarie Degro son los Fundadores y Directores Generales de Imaginare! Arts Inc. Actualmente viven junto a sus hijas Emery Liane y Eliana Sofia en la cuidad de West Palm Beach en Florida. La familia Santini se congrega en el Centro Internacional de Restauracion y Alabanza (C.I.D.R.A. Church) donde reciben cobertura de los Apostoles Ruben y Gloria Arroyo.

 

 

 

Dejar un comentario