was successfully added to your cart.

“Dale mijo, mientras más rápido mejor para salir de eso…” Cuando un Pastor o líder se expresa de esa forma acerca de una ministración a través de las artes, solo desnuda su poca revelación para entender lo que en el ámbito espiritual puede Dios hacer por medio de los creativos.

En ocaciones las artes pueden ser permitidas en una Iglesia por diversas razones. Por ejemplo, se puede dar lugar a las artes en una Iglesia porque:

1) Está de moda. “La iglesia de enfrente lo hace, por lo tanto tenemos que hacerlo”.

2) Mantiene a los jóvenes entretenidos.  “Las artes ayudan a mantener los jóvenes envueltos en actividades de la iglesia”.

3) Por tradición. Fuimos los primeros en hacerlo. Llevamos años haciéndolo, por lo tanto debe seguir haciéndose”.

4) Tenemos gente talentosa. “Queremos dar lugar a la capacidad artística de nuestros miembros”.

5) Se ve bonito y a la gente le gusta. “El servicio se llena de vida a través del arte”.

6) El Arte honra a Dios y produce transformación. “Como Iglesia entendemos el poder del arte y la creatividad. Creemos que algo del cielo se libera cuando nos unimos en colaboración con nuestro Padre Creador”.

Tal vez algunas de las razones antes expuestas pueden tener cierto valor y no necesariamente sean “incorrectas”. El problema es cuando las razones carecen de esencia espiritual, cuando no se tiene revelación del impacto que las artes pueden tener en una congregación y en la comunidad.

Si un Pastor va a dar lugar a dichas expresiones en su congregación, su responsabilidad es tener visión, entendimiento y sobretodo revelación con respecto a las artes. Lamentablemente muchas veces un Pastor esta mas pendiente del tiempo que necesita para traer una predicación de una hora que en lo que el Padre pueda hacer durante unos minutos de una ministración por medio de las artes.

Al igual que una persona que va a predicar, los músicos, danzores, pintores etc. invierten horas de preparación, tanto espiritual como física, para traer a la congregación lo que Dios les reveló. Muchas veces por desconocimiento eso se menosprecia y se pasa por alto. Seria muy triste que un Pastor no valorara las muchas horas de agotamiento espiritual, emocional y físico que demanda estar en un ministerio de artes.

Notas Finales

Mi oración es que cada Pastor pueda tener una profunda revelación de la Sabiduría y el Poder que Dios puede manifestar a través de los ministerios de artes. La congregación necesita recibir una Palabra, un Milagro, un Cambio de Atmósfera por medio de los hijos creativos que colaboran con el Creador. Las calles de la cuidad necesitan ser llenas de la manifestación de Dios de forma creativa e impactante, pero ¿como lograr esto si la Iglesia y su liderato carecen de revelación?

por Edwin Santini, Ph.D.

Director General Imaginare! Arts

West Palm Beach, FL


edwin-2El Dr. Edwin Santini junto a su esposa Vilmarie Degro son los Fundadores y Directores Generales de Imaginare! Arts Inc. Actualmente viven junto a sus hijas Emery Liane y Eliana Sofia en la cuidad de West Palm Beach en Florida. La familia Santini se congrega en el Centro Internacional de Restauracion y Alabanza (C.I.D.R.A. Church) donde reciben cobertura de los Apostoles Ruben y Gloria Arroyo.

Únete a la discusión 3 Comentarios

  • Kerwin Gomez dice:

    BOOOOM, TREMENDO!!! Muchas veces los ministerios son culpable de ellos por acostumbrarse a ser un extra o un “ratito” en la iglesia y no ejercer la función correcta pero Gracias a Dios que estamos en los tiempos donde la revelación de las artes en las congregaciones están llegando y están siendo usadas para ministrar el lenguaje del Reino de los Cielos… Bendiciones pastor Edwin como siempre edificando con sus palabras!!

    • Gloria a Dios! Así es Kerwin, estamos en tiempo donde Dios esta levantando un nuevo liderazgo que tiene revelación acerca de este tema. Estamos avanzando, Dios lo esta haciendo! Aleluya!

  • Jessica Mendoza dice:

    Me siento bendecida al encontrar está página la compartiré con el ministerio. Le doy gracias a Dios por su ministerio.

Dejar un comentario